| Versión movil  |   |  RSS RSS  | Contacto  |  Mapa del sitio  |  Registrate!  |  Entrar

Enviar   Imprimir Comentar  Compartir:    

13/07/2012 - 08:00 - ©Bajoelagua.com

Energías

El CeUICN apoya las acciones dirigidas a evitar las prospecciones petrolíferas en Canarias

El CeUICN es el Comité Español de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

El CeUICN apoya las acciones dirigidas a evitar las prospecciones petrolíferas en Canarias
Plataforma petrolera /Imagen de archivo

El Comité Español de la UICN lanza un comunicado para apoyar las acciones dirigidas a evitar las prospecciones petrolíferas en las Islas Canarias, especialmente valiosas por su alto valor en biodiversidad. Asimismo, recalca la necesidad de promover el desarrollo de energías alternativas, limpias y renovables. A continuación se expone el comunicado, firmado también por varios miembros del CeUICN.

COMUNICADO:

Lanzarote y Fuerteventura son dos de las siete islas que conforman la Comunidad Autónoma de Canarias. Situado a unos cien kilómetros de la costa noroccidental de África, este archipiélago registra en la actualidad una población estimada de 2.130.000 habitantes, siendo el turismo su principal y más destacada economía. Más de doce millones de personas visitaron sus islas el pasado ejercicio 2011. 

Lanzarote y Fuerteventura están declaradas en su totalidad territorial, junto con la isla de La Palma, la isla de El Hierro, y casi el 50% de la isla de Gran Canaria, como Reserva Mundial de la Biosfera por la UNESCO, y contienen numerosos espacios protegidos tanto en el interior de sus territorios como en su línea de costa y en el mar que las circunda. Según el Banco de Datos de Biodiversidad de Canarias del Gobierno Autónomo de Canarias, el archipiélago alberga en términos generales 19.550 especies y 693 subespecies, de las que 4.021 y 625 respectivamente son endémicas. Vinculadas al medio terrestre se computan 14.318 especies, y 5.232 al medio marino; entre éstas, destacan 30 correspondientes a mamíferos marinos, convirtiendo la región en una de las de mayor densidad de cetáceos del planeta. 

A pesar de los procesos de convulsión urbanística que la mayor parte del territorio canario ha experimentado en las cuatro últimas décadas, las administraciones canarias vienen realizando un esfuerzo considerable para implementar políticas de sostenibilidad basadas en la contención del crecimiento urbanístico, en el incremento de instrumentos legislativos de ámbito municipal y regional para la conservación del territorio, y en la implementación de energías alternativas. A pesar de que el camino no ha sido, ni está siendo, ni será fácil en el futuro, es indudable que se han producido importantes avances en las tres directrices citadas. 

La complejidad derivada de la división del territorio afecta o beneficia según se trate, y desde el punto de vista energético supone en gran medida un obstáculo por los problemas de distribución que plantea alcanzar todas las localidades y zonas habitadas. La desalación del mar, fuente primordial de agua dulce para abastecimiento de la población, se realiza mediante dinámicas alimentadas por combustión de fuel oil las 24 horas del día los 365 días del año, generando un índice de emisiones de gases y tóxicos muy superior al deseado y al permitido, además de un gasto público de grandes proporciones por el coste del hidrocarburo usado en esta imprescindible operación. 

La apuesta de sustituir la producción de electricidad entre fuentes de combustión de materias fósiles por el aprovechamiento del viento, del sol, de las corrientes y de oleaje marino, no es una opción a considerar, es una cuestión de necesidad y de supervivencia en un futuro muy próximo. 

El pasado viernes 16 de marzo de 2012, el gobierno español aprobó un Real Decreto en Consejo de Ministros que autoriza a un consorcio formado por tres multinacionales del petróleo (Repsol, RWE, Woodside) a iniciar extracciones de petróleo mediante el uso de plataformas petrolíferas en una franja situada entre 9 y 60 kilómetros de las costas de Lanzarote y de Fuerteventura. Las fugas y vertidos, además de catástrofes de envergadura, son fenómenos frecuentes en la actividad de las plataformas petrolíferas y que, en caso de darse en Canarias,  tendría consecuencias muy serias, probablemente catastróficas, para el medio ambiente marino y para la economía del archipiélago. 

Desde las instituciones oficiales y la población civil se considera que la instalación de plataformas petrolíferas en las costas de Lanzarote y de Fuerteventura representa una enorme amenaza para su medio ambiente y, en consecuencia, para su turismo, principal fuente de riqueza de su comunidad. De hecho, el pasado 24 de marzo se registraron las más concurridas manifestaciones de la historia de ambas islas, con más de 40.000 personas concentradas pidiendo la retirada del proyecto; también se produjeron movilizaciones en otras islas de Canarias, en Madrid y en Barcelona. 

Desde esa fecha, Administraciones Públicas y ciudadanía han iniciado acciones de ámbito jurídico en el Tribunal Supremo y en la Unión Europea, acciones de sensibilización social, acciones en el marco político, y también en el campo científico y técnico.

El objetivo es alcanzar un acuerdo que evite la actividad petrolera en aguas canarias, y promueva el desarrollo de energías alternativas, limpias, mucho más baratas, e inagotables.

El Gobierno y el Parlamento de Canarias, ayuntamientos de las siete Islas, los máximos órganos de gobierno (Cabidos) de Lanzarote y de Fuerteventura, diversos grupos políticos, y decenas de asociaciones científicas, culturales, deportivas, de consumidores, pescadores, ganaderos, médicos, fundaciones, universidades y entidades medioambientales de ámbito nacional e internacional, cooperan en la actualidad entre sí para hacer frente a esta amenaza medioambiental, económica y, en consecuencia, social. Diversas ONG's medioambientales de ámbito internacional cooperan también en esta campaña. 

Además, las prospecciones han generado honda preocupación en el sector del turismo; tanto la TUI, el principal touroperador europeo, como ABTA, la Asociación que aglutina los touroperadores del Reino Unido, han manifestado su profunda inquietud por las consecuencias que la industria del petróleo pudiera ejercer sobre el medio ambiente y sobre turismo en las Islas Canarias.

La catástrofe, en abril de 2010, de la plataforma petrolífera Deepwater Horizont (Britsh Petroleum BP) en el Gofo de México, contaminando cerca de mil kilómetros de costa de cuatro estados norteamericanos, es un ejemplo reciente y muy evidente del enorme riesgo que entraña esta actividad en la naturaleza, pese a las nuevas tecnologías y pese a las medidas que puedan implementarse para reducir riesgos. Las perforaciones en Canarias tendrán lugar a profundidades de más de 1.500 metros, aumentando,  como en el caso del Golfo de México, el nivel de riesgo de forma exponencial.

Por otro lado, Canarias es un espacio que podrá ser en un futuro próximo completamente autosuficiente en la generación y aprovechamiento del 100% de la energía que consuma, gracias a sus condiciones eólicas, solares, y de dinámicas oceánicas. De hecho, una de las siete islas, El Hierro, ha desarrollado una moderna infraestructura tecnológica para alcanzar la independencia energética antes de finales del presente año 2012.valoradas y tenidas en cuenta para establecer posiciones institucionales en idéntico sentido que las prospecciones en el Mediterráneo.    

Por todo ello el Comité Español de la UICN y los miembros que suscriben el presente documento apoyan la reivindicación de las administraciones canarias (Cabildos de Lanzarote y Fuerteventura, así como Gobierno de Canarias), mediante la rúbrica del presente escrito.    

El Comité Español de la UICN apoya la moción presentada por el Comité Francés para su consideración en el V Congreso Mundial de la Naturaleza que se celebrará en Jeju (Corea del Sur) del 6 al 15 de Septiembre de 2012; a fin de obtener una declaración de dicho Congreso en contra de las prospecciones marinas en Canarias y a favor de las energías renovables.

Por tanto, se desaconseja, desde el punto de vista medioambiental, el inicio de actividades de prospección y de perforación petrolífera frente a las costas de las islas de Lanzarote y Fuerteventura, abogando por impulsar y apoyar el desarrollo de energías alternativas.

Lo suscriben también los siguientes miembros del Comité Español de la UICN:   Gobierno de Canarias, WWF, Fundación Lonxanet-para la pesca sostenible, CEIDa, Fundación Naturaleza y hombre, Oceanidas, Fundación Lurgaia, SEO;
                                                                                                                                 Ben Magec, Ecologistas en Acción, Asociación Española de Entomoligía, Fundación CRAM y Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos.


Comentarios

Seguros de buceo
Contrata tu seguro de buceo, pesca submarina y snokel a los mejores precios.
mas
 
Bajoelagua.com on Facebook