| Versión movil  |   |  RSS RSS  | Contacto  |  Mapa del sitio  |  Registrate!  |  Entrar
Estás en: > >

Enviar   Imprimir Comentar  Compartir:    

08/01/2013 - 09:36 - ©Bajoelagua.com

Consejos de buceo

¿Cómo podemos ahorrar aire durante una inmersión?

E aquí algunos consejos prácticos.

¿Cómo podemos ahorrar aire durante una inmersión?
©Bajoelagua.com/Enrqiue Talledo

¿Respiras más rápido que tus compañer@s?¿El aire se te acaba rápidamente? A continuación te daremos algunos consejos que pueden ayudarte a respirar más lentamente y aumentar tu tiempo de fondo.

1. Acabar con las pequeñas fugas
Una pequeña corriente de burbujas que se escapa por de la botella por una mala colocación de la junta tórica o un inflador giratorio son algunas de las causas de pérdida de aire.

Una máscara de buceo que no sella bien, provoca que se tenga que vaciar continuamente, por lo que se gasta más aire y además puede producir estrés. Por otro lado un octopus que suelta aire fácilmente puede llevar a grandes gastos de oxígeno.  

2. Más inmersiones
Los buceadores inexpertos acostumbran a gastar grandes cantidades de  aire al respirar de forma más intensa al sentirse nerviosos o inseguros. Una de las mejores formas de solucionar este problema es realizando más inmersiones e ir cogiendo confianza en uno mismo. 

Así, poco a poco, también el cuerpo se va acostumbrando a esta actividad y se respira menos. 

3. Desplazarse lentamente
La energía que se gasta nadando rápido es enorme. Así que intenta nada a la mitad de velocidad a la que nadas normalmente, así reducirás mucho el consumo de aire. Se recomienda, realizar movimientos lentos y suaves, como a cámara lenta. Por ejemplo, haciendo movimientos lentos y cortos con las aletas. 

4. Manténgase a poca profundidad
Debido a que el  regulador tiene que suministrar aire a la misma presión que el agua, una bocanada de aire a 10 metros de profundidad (dos atmósferas) supone el doble de gasto que en superficie. 

A 30 metros(cuatro atmósferas) se toma dos veces tanto aire como a 10metros. En este tema no se puede hacer nada al respecto salvo evitar hacer una inmersión más profunda de lo que tiene que ser.   

5. Minimizar el plomo
Si uno lleva más peso de lo necesario, gastará más aire para inflar el chaleco y conseguir flotabilidad neutra. Este echo, también supone un mayor gasto energético y un aumento del consumo al deber hacer un esfuerzo por mantenerse a cierta altura.  

Por eso es importante, saber la cantidad de plomos que uno debe llevar, para evitar este aumento de consumo. 

6. Mantenerse caliente
Coger frío durante una inmersión conlleva un aumento en el consumo de aire para calentar el cuerpo. Por ese motivo, se recomienda ser cuidadoso al escoger el tipo de traje que uno vaya a llevar en función de su calor corporal, hay personas que son más frioleras que otras. 

También se recomienda llevar la capucha incluso en verano o cuando se bucea en aguas calientes, para evitar la pérdida de calor por la cabeza.

Comentarios

Bajoelagua.com on Facebook

Lo +