| Versión movil  |   |  RSS RSS  | Contacto  |  Mapa del sitio  |  Registrate!  |  Entrar
Estás en: > >

Enviar   Imprimir Comentar  Compartir:    

03/01/2013 - 09:19 - ©Bajoelagua.com

Seguridad en el buceo

Cómo ha cambiado el buceo en las últimas décadas

El buceo o submarismo es un deporte bastante reciente y que ha avanzado mucho en poco tiempo, volviéndose más y más seguro, aunque la última palabra la tenemos nosotros.

Cómo ha cambiado el buceo en las últimas décadas
©Bajoelagua.com/Enrique Talledo

El buceo recreativo es un deporte relativamente joven. Fue creado en la década de los 50 y fue ganando aceptación en los años 60 y 70, creciendo exponencialmente en los años 80. Además, poco a poco, se han ido descubriendo avances tecnológicos que han hecho este deporte más seguro y agradable. Igualmente, en última instancia un buceo seguro depende de nosotros. Estos cambios tan rápidos han generado que algunas normas del buceo hayan cambiado en los últimos años.

E aquí algunos ejemplos:

- Edad mínima para bucear:
El  World Recreational Scuba Training Council, que ha establecido muchas normas en el submarinismo, redujo la edad mínima para obtener un título de buceo a los 10 años en 1999. Por esa razón las principales escuelas de buceo, PADI, SDI y SSI han adoptado esta edad mínima. 

Otras escuelas siguen trabajando con la edad mínima de 12 años, como se hacía antes. 

Aún así, la última palabra la tiene el instructor, quien decide si el niño es lo suficientemente 'maduro' como para practicar este deporte.

-  Cursos de buceo en diferentes centros:
Desde 1998 existe la posibilidad de realizar la parte teórica y practica de un curso de buceo en centros diferentes
, siempre y cuando exista un acuerdo de colaboración entre las escuelas. Este cambio, facilita a los interesados poder realizar cursos e inmersiones más a su medida y beneficia a las escuelas de buceo pequeñas que pueden ofrecer más opciones.

Lo único que hay que tener en cuenta es con qué escuela de buceo se realizan los cursos, ya que PADI exige que toda la formación esté realizada por instructores PADI.

- Perfil de buceo: 
La mayoría de buceadores han aprendido que en la primera parte de la inmersión se baja a la máxima profundidad para después ir ascendiendo gradualmente.

Actualmente se permite realizar un descenso más variado gracias a la tecnología de los ordenadores de buceo, que realizan un seguimiento más constante en profundidad y tiempo y permiten conocer con gran exactitud la cantidad de nitrógeno en sangre. Igualmente, hay que ser cauto y tener en cuenta otros factores como la disponibilidad de aire y la necesidad de realizar una parada de seguridad en el ascenso.

- Velocidad de ascenso: 
Antiguamente se recomendaba no subir más de 18 metros por minuto. En 1996, estudios de la Armada demostraron que era necesario realizarlo más lentamente, no superando los 19 metros por minuto, o, lo que es lo mismo, los 0,3 metros cada dos segundos. Con esta ascensión mas lenta, se ha conseguido tener menos accidentes de buceo y a la vez eliminar de forma más efectiva el nitrógeno disuelto. 

En caso de haber realizado una inmersión profunda y disponer de poco aire o empezar a sufrir hipotermia, se pueden subir los primeros metros a 18metros por minuto pero en los últimos 60 metros se debe reducir la velocidad a la establecida actualmente para evitar problemas de descompresión.

Igualmente, como se ha comentado anteriormente, estas recomendaciones son generales, y podrán cambiar en función del tipo de inmersión que haya realizado cada uno.

 - Parada de seguridad:
Desde mediados de 1980 se empezaron a realizar las llamadas paradas de seguridad
.  Actualmente se recomienda realizar una parada de seguridad a 5metros de profundidad de unos cinco minutos antes de subir a superficie, independientemente del tipo de inmersión, ya que estudios recientes han demostrado que todas las inmersiones son inmersiones con descompresión aunque se haya estado fuera de los límites de descompresión, ya que  la parada ayuda a evitar la formación de burbujas de nitrógeno y permite realizar una inmersión más segura.  

Esta parada también ayuda a la eliminación de burbujas del traje de neopreno y vaciar el chaleco, además de estudiar las condiciones de la superficie y el tráfico de embarcaciones.

Comentarios

Bajoelagua.com on Facebook

Lo +