| Versión movil  |   |  RSS RSS  | Contacto  |  Mapa del sitio  |  Registrate!  |  Entrar
Estás en: > >
Enviar   Imprimir Comentar  Compartir:    

03/06/2011 - 09:37 - Paco Echevarría

Travesías de buceo por el mundo

Buceando por la Costa Maya

Cozumel "lo sobre explotado" y Mahahual "lo casi virgen"

Anterior

  • Buceando en cuevas
  • Riviera Maya
  • En Jamaica
  • Paseando por Jamaica
  • Mantarrayas enstre turistas
  • Snorkel con mantarrayas en Gran Caimán
  • Entre esponjas
  • Buceando
  • Un mar de colores
  • Esponja
  • Un banco de peces
  • Calle Robalo
  • Buceando con tortugas
  • Tiburón ballena

Siguiente

Buceando por la Costa Maya
© Paco Echevarría

El colaborador de Bajoelagua.com para México y Cuba, Paco Echeverría, nos reseña en cuatro artículos sus vivencias y consejos de su crucero por el Caribe, explicando como hizo posible su sueño de: "sumergirse en paredes plagadas de arrecifes de coral en la Costa Maya con una visibilidad promedio de 40 metros, donde lo mismo se puede hacer un buceo profundo que visitar un pecio o dejarse llevar por la corriente en Cozumel. Un placentero viaje que te permite ver como en una pantalla de cine a los mas asombrosos habitantes marinos de la zona como son; tiburones gata (vimos 3 en la inmersión), tortugas carey, barracudas y mantarrayas por decenas en Gran Caimán". Este artículo habla de la Costa Maya y Cozumel.

COSTA MAYA por Paco Echevarría

"Existen dos puertos de embarque para el Crucero que estamos describiendo, Puerto Progreso Yucatán y Cozumel Quintana Roo. Para los que abordamos en Puerto Progreso, Cozumel es el primer destino donde podemos bucear.

No habiendo excursiones de buceo organizadas por el Crucero -debido a la poca demanda de ésta actividad, o quizá por no competir con los precios tan bajos que se ofrecen en el muelle ubicado en Playa Paraíso- nos dirigimos a la salida del muelle donde una nube de vendedores de servicios turísticos te ofrecen todas las posibilidades de diversión que van desde excursión en jeep, snorkeling, playa, etc..., hasta buceo que como señalamos en el encabezado de ésta artículo se encuentra sobre explotado, llegando a efectuarse un promedio de mil a mil quinientas inmersiones por día en temporada alta, mayoritariamente por clientes venidos de los Estados Unidos, lo que ha hecho de ésta actividad una verdadera industria, en donde la "informalidad de los servicios salta a la vista", ya que basta colocar en la fachada de la casa o local comercial, una bandera y un nombre en Inglés relacionados con el buceo, para habilitar lo mismo una peluquería que un bar o una casa particular, convirtiendo a estos 'changarritos' en centros de buceo, muchos de ellos alejados del muelle donde espera la lancha, (subcontratada por el dueño del Changarro, que a su vez subcontrata, tanques, guías, equipos etc),casi nada es de su propiedad y así cualquiera se convierte en prestador de servicios lo que puede resultar en extremadamente peligroso ya que en caso de un accidente, se desentienden de la responsabilidad, pues otra característica generalizada es la ausencia de seguro para el buceador . Por eso decimos que lo barato sale caro.

Por el contrario se pueden obtener los mismos precios con agencias bien establecidas y responsables, con locales bien montados y que en Internet ofrecen paquetes que incluyen lo mismo tal vez 10 euros más caro, pero en condiciones de seguridad y comodidad de primer nivel, recomiendo leer los comentarios de otros clientes para constatar la calidad de los equipos y los servicios.

Nuestra experiencia en la primera inmersión fue bastante amarga, ya que desde que nos llevaron al muelle nos dimos cuenta que era todo improvisado, no sabían cual embarcación nos iba a llevar, ni cual guía era el nuestro, así que después de una larga espera bajo el sol, se nos unió otro buzo de origen alemán quién tenía las mismas dudas que nosotros respecto de la calidad de la embarcación sobre todo por lo bajo del costo de las inmersiones con doble tanque.

En Cozumel la mayoría de los guías (dive masters), sigue un patrón impuesto por los "Gringos" que consiste en bucear una cédula que incluye -profundidad y tiempo- de la que no se salen por ningún motivo, por razones de tener que regresar a tratar de dar el mayor número de inmersiones por día. Así los puntos mas destacados como son; Palancar y Santa Rosa son automáticamente descartados por estar mas alejados del muelle, así que tuvimos que negociar con ellos amenazando con no bucear para que nos llevaran al menos a Santa Rosa que tiene la característica de ser un lugar de una corriente extrema- casi todo en Cozumel se bucea con corriente-, pero en ésta caso de verdad que impresionaba.

Una vez ahí, teníamos la posibilidad de bucear un pecio o bucear a la deriva unánimemente seleccionamos la segunda opción resultando ser la peor, ya que uno de los compañeros no pudo compensar el oído y tuvo que intentar regresar a la embarcación, mientras los otros nos encontrábamos abajo tratando de estabilizar nuestro cuerpo y acostumbrarnos al reto de dejarte llevar por la corriente, al darse cuenta el guía que no estaba el otro compañero decidió regresar a buscarlo y no encontrándolo decidió abortar la inmersión, sin tener capacidad para describirnos bajo el agua lo que estaba pasando, nosotros pensábamos que el otro buzo se encontraba en la embarcación, saliendo al no poder compensar. Pero cual fue nuestra sorpresa cuando rompimos el espejo del agua y escuchamos del guía, ¡Que el otro compañero estaba desaparecido! y que el había visto como un remolino se lo llevaba al fondo. De inmediato le sugerimos el protocolo del buzo perdido y le pedimos se comunicara a capitanía de puerto para reportarlo , pues sabemos que en éstos casos se trata de una lucha contra el tiempo.

El capitán del barco se negó rotundamente a reportarlo a capitanía y simplemente por radio pidió a otros barcos y lanchas del área se sumaran a la búsqueda lo que resultó en un fiasco, pues le contestaban con bromas por radio. Solamente el guía se comunicó vía celular con "El centro de buceo" y obtuvo por respuesta que no se alejaran del área. Pasaron 10 o 15 minutos, no lo sé con seguridad pero la angustia se había apoderado de nosotros llegando a nuestra mente los mas absurdos pensamientos. Después de varios recorridos por la zona , apareció en la lejanía algo flotando y afortunadamente resultó ser nuestro compañero quién lívido en su expresión, nos explico que salió una vez y al no encontrar la lancha decidió regresar a profundidad, resultando su segunda inmersión, el tiempo que para nosotros percibíamos como extraviado. Después de la alegría que nos dio recuperarlo, decidimos por absoluta mayoría bucear algo bajito y de poca corriente y así nos llevaron a Playa Paraíso, teniendo siempre a la vista el Crucero como referencia, al regreso nos dejaron a 100 metros del muelle de embarque para el Crucero y así transcurrió nuestra primera sesión de buceo.

A bordo del Crucero todo está diseñado para pasar una tarde y noche inolvidables, así que dejamos de lado esa amarga experiencia en el buceo y nos relajamos y bebimos hasta olvidar.

Todos los días es la misma rutina a bordo del Crucero, comer a todas horas como troglodita, ver shows de primera calidad en el teatro, cenar a la carta como en restaurante de lujo, jugar en el casino y desvelarte en la discoteca hasta casi el amanecer. Al siguiente día despertar en otro lugar maravilloso para bucear, tal fue el caso de nuestro segundo destino Mahahual, descrito en el itinerario como Costa Maya, ubicado mas cerca de Chetumal y de Belice que de la Riviera Maya.

Similar a lo ocurrido en Cozumel, no teníamos contratado al prestador de servicios para las inmersiones de ese día, así que nos dirigimos a la salida del muelle donde abundan las ofertas y tuvimos la suerte de encontrarnos con un amigo buzo , Néstor Zuñiga conocido desde la Ciudad de México, quién hacía ocho años se había decidido a probar suerte como prestador de servicios turísticos en Mahahual, (cuando los terrenos eran muy baratos en la zona )y había invertido su capital en un centro de buceo, pero en el 2005 el "Huracán Dean" le cambió la vida, arrasando con todo a su paso y dejándolo en la ruina, así que decidido a continuar con su proyecto de vida, estaba en proceso de rehacer todo y nos ajustamos a un precio un poco mas elevado que los costos en Cozumel es decir 50 euros, siempre con la idea de ayudar a un colega en desgracia,

sabedores que no estaríamos en un centro cinco estrellas, pero en éste caso corrimos con bastante suerte, pues nuevamente el buceo fue exclusivo para nosotros dos, una embarcación aceptable, pero a diferencia de Cozumel, nos tocó un guía local de primera, los puntos de buceo fueron muy cercanos de 15 a 25 minutos, con inmersiones que se prolongaban hasta que el primero llegara a las 500 libras (psi) pues en México no se trabaja con el sistema europeo de bar.

En la segunda inmersión ocurrió un detalle bastante curioso...Se rumoraba que un grupo de pescadores ebrios, habían robado en una ocasión el letrero de la "Calle Robalo" y lo habían arrojado al mar para evitar pagar la multa que implicaba esa falta cívica, así que la suerte nos llevó a encontrar dicho letrero bajo el agua en muy buen estado de conservación y sacamos fotos para comprobar la veracidad de la leyenda.

Mahahual lo describiría como "casi virgen", se pueden encontrar excelentes oportunidades para los que deseen invertir en turismo, concretamente en deportes subacuáticos, es como Playa del Carmen hace 15 años, (para los que conocen la zona y deseen tener un punto de comparación ), el problema actualmente es la lejanía con la Riviera Maya pero a futuro se piensa construir otro aeropuerto internacional mas cercano a ésta población, lo que detonaría el desarrollo turístico de la zona.

Por ahora lo recomendamos a aquellos que gustan de lo muy poco tocado por la mano del hombre, se dice que para "Banco Chinchorro" se encuentran puntos de buceo vírgenes que aun no cuentan con denominación y es posible bautizarlos con nombres que se van a registrar en un futuro."



Comentarios

Lo +

Seguros de buceo
Contrata tu seguro de buceo, pesca submarina y snokel a los mejores precios.
mas