| Versión movil  |   |  RSS RSS  | Contacto  |  Mapa del sitio  |  Registrate!  |  Entrar
Estás en: > >
Enviar   Imprimir Comentar  Compartir:    

27/11/2006 - 13:49

Malpelo, paraíso para bucear con tiburones en Colombia

Malpelo, paraíso para bucear con tiburones en Colombia

Con elegancia y sosiego el tiburón martillo navega estas profundas aguas, agita su cabeza y examina su feudo submarino con la seguridad de que la cadena alimenticia termina entre sus dientes. El tiburón nada unos seis metros bajo mis pies mientras nado con ' ' snorkel ' ' en las turbulentas aguas que rodean Malpelo en el Pacífico colombiano, una pequeña isla que es una preciosa reserva natural y un paraíso para el buceo.
La zona de Malpelo está considerada como uno de los sitios más extraordinarios del mundo para el buceo debido a la excepcional belleza de sus abruptos acantilados y grutas ' ' , declararon las Naciones Unidas cuando le concedieron la calificación de patrimonio de la humanidad.

Al acercarse a la isla, que se encuentra a 506 kilómetros de la costa colombiana, Malpelo se vislumbra como el escondite predilecto de uno de los villanos en las películas de James Bond. Su superficie es de apenas 3.6 kilómetros cuadrados, tiene una altura de 376 metros y desciende unos 3,000 metros a las profundidades del océano. Fuertes olas abaten sus costas y un ejército de cangrejos devora cualquier indicio de vegetación. Al ver ese paisaje un marinero nombró a la isla ' ' Malveolus ' ' , que en latín quiere decir ' ' inhóspito ' ' .

El primer registro histórico de la isla proviene del conquistador español Pedro de Cieza de León, quien en 1542 escribió en sus notas que los marineros se referían a ella como Malpelo. Cieza de León, que buscaba oro, no vio ninguna razón para visitar la isla.

Malpelo, sin embargo, es un edén para los ornitólogos que disfrutan de las más de 60 especies de aves que residen o hacen escala en la isla en sus migraciones intercontinentales. La colonia de más de 25,000 piqueros nazca que tiene la isla es uno de los principales espectáculos para los ornitólogos. Allí encuentran una de las colonias más abundantes de esas aves del tamaño de las gaviotas con el extremo de las alas manchado de negro, en contraste con el blanco del resto del cuerpo.

Pero la principal atracción de Malpelo yace bajo la superficie. Más de 600 tiburones martillo y miles de pequeños tiburones de otras variedades circundan la isla.

Los científicos aseguran que el tiburón martillo desarrolló esa forma para utilizar millones de pequeños receptores en su cabeza con que rastrea sus presas.

En la mitología popular el tiburón martillo se encuentra en la categoría de devoradores de hombres, aunque en su dieta diaria prefiere pequeños peces. ' ' Es un tiburón muy tímido y se asusta cuando ve buceadores ' ' , dijo Sandra Bessudo, que lleva 17 años sumergiéndose en estas aguas y que dirige la Fundación Malpelo.

George Burguess, del Archivo Internacional de Ataques de Tiburones de la Universidad de Florida, me aseguró que las probabilidades de un ataque son ínfimas.

En los últimos 46 años ha sido más probable ser abatido por un rayo que devorado por un tiburón. Aun así, con los tiburones a la vista esas estadísticas tienen poco valor.

Mientras me dije a mí mismo que estaba haciendo lo más insensato de mi vida, me lancé al agua.

Bajo la sombra de la isla, cientos de peces multicolores navegan estas aguas sin preocuparse por los intrusos humanos. Delfines y mantarrayas aparecen con frecuencia. En pocos segundos vislumbré el primer tiburón a unos 6 metros bajo de mis pies. Nadaba alrededor de la pared de piedra de la isla, cerca de peces y erizos de mar.

Aunque está prohibido para los turistas poner pie en la isla, es posible visitar las aguas de Malpelo. Las cifras de visitantes siguen siendo reducidas, aunque van en aumento. Según la Fundación Malpelo, 600 turistas realizaron el viaje en el 2005.

El gobierno prohibió el año pasado la pesca en 40 kilómetros alrededor de la isla con el objetivo de proteger su espectacular ecosistema. En el viaje de regreso a casa quedó claro lo necesaria que es esa protección. El tiburón puede ser el amo de su feudo submarino, pero también es presa de la pesca de los hombres.

El barco de la Armada que nos llevó a Malpelo divisó una pequeña embarcación de madera y se le acercó, ya que normalmente los narcotraficantes utilizan este tipo de transportes.

En lugar de droga, sin embargo, la Armada encontró aletas de tiburón que se venden por $25 el kilogramo y son exportadas al Asia para la elaboración de sopa de aleta de tiburón. La Fundación Malpelo ha realizado una campaña para obtener una moratoria sobre la pesca de tiburones ya que le preocupa su eventual extinción.

Bessudo, directora de la Fundación, mostró un escalofriante vídeo de tiburones que son devueltos al agua después de que los pescadores les cortan las aletas. Los tiburones intentan nadar pero terminan en el océano desangrándose.

Jackson Murillo, uno de los pescadores de la embarcación, dijo que él y sus compañeros no estaban cazando tiburones y que éstos simplemente habían quedado atrapados entre las redes del barco.

Somos pobres y si un tiburón queda atrapado, pues nos lo llevamos ' ' , dijo Murillo.

Comentarios

Seguros de buceo
Contrata tu seguro de buceo, pesca submarina y snokel a los mejores precios.
mas