| Versión movil  |   |  RSS RSS  | Contacto  |  Mapa del sitio  |  Registrate!  |  Entrar
Estás en: > >

Enviar   Imprimir Comentar  Compartir:    

15/09/2004

Científicos en busca de riquezas de Tiwanaku en lago Titicaca

Especialistas científicos de Akakor Geographical Exploring, anunciaron la existencia de la Isla Wilakota (Lago de Sangre), donde durante siglos se efectuaron sacrificios humanos y que quedó sumergida al aumentar el nivel del lago en más de 100 metros con el paso de los siglos.
La misión internacional de arqueólogos descubrió los supuestos restos de una antigua civilización a decenas de metros de profundidad en el lago Titicaca, en pleno altiplano de los Andes.

Tras 20 días de trabajos en Bolivia, la expedición, llamada Tiwanaku 2004 formada por 18 expertos de Italia, Brasil y Bolivia; pudo fotografiar a más de 70 metros de profundidad un ídolo de oro, de un peso calculado en más de 30 kilos, y varias vasijas.

Aunque aún no se han podido extraer de las profundidades del lago para comprobar su verdadera antigüedad, fuentes de la misión anticiparon la relación entre los objetos y la civilización Tiwanaku, que vivió en el altiplano andino entre el 1.500 antes de Cristo y el 1172 de nuestra era, considerada precursora del Imperio Inca.

El hallazgo se produjo en las proximidades de la Isla del Sol, que, junto a la Isla de la Luna, es considerado un lugar sagrado por los pueblos andinos preincaicos y se ha convertido en un destino ineludible para los turistas que visitan el Titicaca, el lago navegable más alto del mundo (3.810 metros sobre el nivel del mar), en la frontera entre Bolivia y Perú.

Este espejo de agua también fue sagrado para el Imperio Inca y representaba la cuna de la civilización humana, ya que se consideraba que tanto el sol como su divinidad suprema, Viracocha, habían nacido de las entrañas del mismísimo lago.

Ciudad atrapada en sus aguas

En torno al Titicaca, existe una leyenda que habla de una fabulosa ciudad atrapada en sus aguas: Wanaku. La ubicación del ídolo dorado, que fue descubierto gracias a un sofisticado equipo robótico de fotografía, se mantiene en secreto para evitar posibles saqueos.

La misión contó con el apoyo de la Fuerza Naval y del Instituto Nacional de Arqueología, de Bolivia, duró 20 días y tenía como misión reforzar la teoría que sostiene que hace cinco mil años la isla del Sol era una península pegada a la tierra.

Según el jefe de la expedición, Lorenzo Epis, este terreno se podría haber desprendido y, por lo tanto, debajo de las aguas que la rodean podrían existir restos de grandes civilizaciones.

Esta hipótesis sedujo al grupo de científicos para iniciar una investigación en el año 2000 conocida como Atahuallpa. En ese entonces fueron encontrados a 13 metros de profundidad restos de una construcción preincaica, terrazas de cultivo, ruinas de lo que habría sido un muro de contención de un camino de piedra, tramos de un centro ceremonial, urnas rituales y piedras talladas.

Una segunda fase del proyecto fue realizada en el 2002. Los científicos lograron descubrir rastros pertenecientes al periodo preincaico.

El hallazgo no representa sólo un logro arqueológico, sino también un éxito deportivo: los científicos de Akakor Geographical Exploring, expertos en exploración bajo el agua, batieron un récord mundial de buceo en el lago al lograr descender a una profundidad de 70 metros, superaron al registro anterior, que fue de 60 metros, conseguido por una expedición liderada nada menos que por Jacques Cousteau en 1969.

Para contrarrestar los más de 10 grados bajo cero de las aguas del Titicaca, los arqueólogos utilizaron un equipo especial, además, un robot acuático exploró profundidades que bordeaban los 150 metros. (extraído de Madrid Press de España)


Comentarios

Lo +

Seguros de buceo
Contrata tu seguro de buceo, pesca submarina y snokel a los mejores precios.
mas