| Versión movil  |   |  RSS RSS  | Contacto  |  Mapa del sitio  |  Registrate!  |  Entrar
Estás en: > >

Enviar   Imprimir Comentar  Compartir:    

24/05/2004

Peligra el ambiente por mal desecho del aceite

Peligra el ambiente por mal desecho del aceite

Un solo litro de aceite usado contamina un millón de litros de agua. Uno de los principales problemas que enfrenta la población es la contaminación ambiental, producto de la mala disposición de desechos que han mermado la calidad de vida.

Los aceites y grasas residuales que son tirados en cualquier parte sin tomar en cuenta las precauciones para su manejo representan dos de los principales contaminantes que deterioran nuestro medio ambiente.

Ante esta situación y con la finalidad de tomar acciones, funcionarios del Ministerio de Salud y de la Autoridad Nacional del Ambiente de Panamá (ANAM), iniciaron conversaciones para desarrollar las normas del Código de Salud y la Ley 41 del Ambiente, a fin de regular el manejo y control de estas sustancias residuales que producen la actividad industrial en Panamá.

Bolívar Pérez, director nacional de Protección de Calidad Ambiental, dijo que la contaminación producto de estas acciones se da porque esta actividad no está totalmente regulada.

Por esta razón, la ANAM, en coordinación con el Ministerio de Salud (MINSA), busca ejecutar las regulaciones que tengan que ver con la disposición de los aceites, hidrocarburos y sus envases usados en el territorio nacional.

Se trata de normas que serán plasmadas en un decreto ejecutivo que se promulgará próximamente y que establecerá las políticas encaminadas a su erradicación.

Señala que la iniciativa de esta regulación surge por el derrame sin control a vertederos improvisados, al suelo o las tomas de agua por parte de los talleres automotrices, de ebanistería, estaciones de combustible y otras actividades industriales.

Con estas nuevas reglas de juego se pretende que este tipo de desechos se ubique en lugares adecuados, tomando en cuenta las condiciones de manejo adecuado que no deterioren el medio ambiente y la salud de los panameños.

Además, es necesario que todas las actividades comerciales y domésticas que ocasionen estos desperdicios cuenten con una reglamentación legal amparada en el Código Sanitario y la Ley General de Ambiente, para que se ubiquen en lugares seguros.

El funcionario indicó que actualmente existen dos empresas interesadas en la recolección, disposición final y la reconversión de estos envases y aceites usados en diversas materias primas que puedan ser utilizadas en otras actividades.

DAÑOS POR MAL MANEJO
Según los expertos, si no se recoge adecuadamente el aceite de motor usado podría causar graves problemas a nuestro entorno. Esta sustancia contiene una serie de hidrocarburos que no son degradables biológicamente y que destruyen el humus vegetal y acaban con la fertilidad del suelo.

El aceite usado contiene asimismo sustancias tóxicas como el plomo, el cadmio y compuestos de cloro, que contaminan gravemente las tierras. Su acción contaminadora se ve además reforzada por la acción de algunos aditivos que se le añaden y que favorecen su penetración en el terreno, pudiendo ser contaminadas las aguas subterráneas.

Si se vierten a las aguas, bien sea directamente o por el alcantarillado, el aceite usado tiene una gran capacidad de deterioro ambiental. Produce una película impermeable, que impide la adecuada oxigenación y que puede asfixiar a los seres vivos que allí habitan.

Por ejemplo, tan solo con un litro de aceite se contamina un millón de litros de agua. Asimismo, el aceite usado, por su bajo índice de biodegradabilidad, afecta gravemente a los tratamientos biológicos de las depuradoras de agua, llegando incluso a inhabilitarlos.

Si el aceite usado se quema, sólo o mezclado con fuel-oil, sin un tratamiento y un control adecuado, origina importantes problemas de contaminación y emite gases muy tóxicos, debido a la presencia de compuestos de plomo, cloro, fósforo, azufre.

Cinco litros de aceite quemados en una estufa contaminan, con plomo y otras sustancias nocivas, 1,000,000 m3 de aire, que es la cantidad de aire respirada por una persona durante tres años.

Verter cinco litros de aceite usado en el mar, crea una fina película de grasa de 5,000 m2 que dificulta y contamina la vida marina.

En general, estas acciones consisten en la recogida, almacenamiento, transporte y disposición de los lubricantes usados, que finaliza con su reutilización como combustible o materia prima, para elaborar nuevos aceites.

En otros países existen sistemas de gestión de aceites usados, destinados a recoger y reutilizarlos como combustible. Estos desechos son analizados y sometidos a un tratamiento que garantiza su idoneidad en la quema y aprovechamiento de su energía calorífica.

Comentarios

Lo +

Seguros de buceo
Contrata tu seguro de buceo, pesca submarina y snokel a los mejores precios.
mas