| Versión movil  |   |  RSS RSS  | Contacto  |  Mapa del sitio  |  Registrate!  |  Entrar
Estás en: > >

Enviar   Imprimir Comentar  Compartir:    

12/12/2003

En busca del calamar gigante

En busca del calamar gigante
El calamar gigante o Architeuthis

Un equipo de científicos y técnicos españoles ha grabado durante dos semanas las primeras imágenes del fondo marino abisal cantábrico a la búsqueda del mayor invertebrado, el Architeuthis dux.
El proyecto Kraken, del que se realizará un documental y se llevarán a cabo exposiciones en el Museo Nacional de Ciencias Naturales y Museo del Mar de Vigo, ha grabado más de un centenar de horas en el caladero Carrandi, una fosa abisal situada a 25 millas al NE de Gijón, y aunque no se haya conseguido las imágenes del mítico animal quedó demostrado que el punto elegido para el proyecto es el idóneo puesto que al tiempo que se desarrollaban las grabaciones fue capturado un ejemplar macho de Architeuthis a pocos metros de una de las boyas.
El equipo intentará grabar el mítico invertebrado a finales del próximo verano.
(Revista "MAR". Instituto Social de la Marina. Jesús M. Salamanca) Desde la antigüedad la humanidad ha estado involucrada en constantes retos para conocer mejor lo que nos rodea, principalmente los planetas y estrellas que componen nuestro sistema. Durante la segunda mitad del pasado siglo buena parte de la investigación se dirigió a los viajes espaciales que han dado como resultado la construcción conjunta de la estación espacial y otros avances difíciles de imaginar poco antes. Pero mientras se van logrando retos en las alturas y aprendiendo sobre otros planetas y galaxias se olvidan las profundidades de nuestro planeta, que según los científicos, guardan en la inmensidad de sus abismos oceánicos más especies que todas las hasta ahora conocidas.



No ha sido hasta hace pocos años cuando el ser humano ha sido capaz de sumergirse en el mar con garantías para su vida y ha podido apreciar las maravillas que esconden las aguas. Pero, a pesar de estos avances, poco se conoce de las oscuras profundidades abisales. Este desconocimiento ha dado lugar a numerosas leyendas entre las gentes del mar como el Kraken, voz que los marinos noruegos utilizan para designar al monstruo de las profundidades, que sin duda también estuvo presente en Julio Verne durante el proceso creativo de Veinte mil leguas de viaje submarino.



El calamar gigante o Architeuthis, quien podría negarlo, es un monstruo presente en el inconsciente colectivo de las gentes del mar; y cuando hay un monstruo, es infalible que haya un cazador. En el caso actual los perseguidores del invertebrado más grande del planeta únicamente pretenden aportar luz sobre esta leyenda para que los científicos puedan dar respuestas a preguntas como las que se hace el biólogo Angel Guerra del Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo y coordinador científico de la expedición: ¿nada cabeza arriba o cabeza abajo?, ¿es rápido o lento?, ¿cómo usa los tentáculos?, ¿tiene flotabilidad neutra?, ¿cómo le influye la presión?, ¿usa el sifón?, ¿tiene una natación a reacción poderosa?, ¿puede emitir luz?, ¿es solitario o va en parejas?, ¿es voraz?, etcétera. Dar respuesta a alguna de estas preguntas es el objetivo de una expedición científica organizada por Transglobe Films y el grupo de investigación de Ecología y Biodiversidad Marina (Ecobiomar) del Instituto de Investigaciones Marinas que se llevo a cabo el pasado mes de septiembre frente a las costas asturianas.



Por primera vez científicos españoles han llevado a cabo una expedición para grabar como vive en las profundidades marinas los calamares gigantes. El proyecto, bautizado Kraken, en referencia al monstruo marino del folclore noruego parecido a un calamar gigante, realizó una precampaña en septiembre de 2001 para determinar el área de investigación. La campaña llevada a cabo en septiembre de 2002 ha tratado filmar las primeras imágenes de un Architeuthis vivo en su medio natural, ya que todas las investigaciones realizadas por los científicos hasta el momento se han hecho con animales muertos.



En otras ocasiones anteriores se ha intentado su grabación en vivo pero los proyectos han resultado fallidos. El intento más espectacular fue el del Instituto Smithsoniano liderado por Clyde Roper en el cañón de Koikoura en 1999, que no tuvo los frutos deseados pues las cámaras, instaladas en aquella ocasión en los dorsos de cachalotes, su principal depredador, se desprendieron rápidamente. Aquel intento dio el pistoletazo de salida a organismos e instituciones que se han planteado el reto de su grabación en su habitat a los que ahora hay que añadir el proyecto Kraken.

Comentarios

Seguros de buceo
Contrata tu seguro de buceo, pesca submarina y snokel a los mejores precios.
mas