| Versión movil  |   |  RSS RSS  | Contacto  |  Mapa del sitio  |  Registrate!  |  Entrar
Estás en: > >

Enviar   Imprimir Comentar  Compartir:    

18/07/2004 - Borja Saracho

El ordenador de buceo y su uso

El ordenador de buceo y su uso
Parada de seguridad marcada por un ordenador a 3,5 metros, cuando faltan 2 minutos, en una inmersión de 53,3 minutos.

La introducción de los ordenadores de buceo en el buceo recreativo, ha supuesto un incremento de la seguridad en el desarrollo de esta actividad.
El ordenador automáticamente nos informa de:

- Temperatura del agua.
- Tiempo de la inmersión.
- Profundidad actual.
- Profundidad máxima
- Velocidad de ascenso
- Parada de seguridad (cuando debemos realizarla)
- Tiempo que llevamos de parada
- Si entramos en “deco” o no
- Inmersiones sucesivas
- Tiempo durante el cual no debemos volar
- Se adaptan al tipo de aire que respiramos (al introducirlo nosotros, Nitrox, Aire,...)
 
Además medinate pitidos sonoros, nos avisa de estas situaciones, (momento para la parada de seguridad, velocidad de ascenso elevada)

Con toda esta información, la verdad es que se ha conseguido que su uso sea realmente sencillo.
 
Al introducirnos en el agua, se enciende, y comienza a darnos la información.

Cada ordenador tiene su manejo y funcionalidades, pero las básicas son las antes mencionadas.

Es recomendable el dominar su manejo antes de entrar en el agua.

Hasta hoy, las baterías de los ordenadores duraban bastante, pero la pega cuando se agotaban era el tener que enviarlos a fábrica para mantener su estanqueidad.

Actualmente comienza a ser más frecuente el encontrarnos con equipos con pilas alcalinas convencionales, como es el caso del ordenador ALADIN de DACOR. (Cuidado con el tipo de pila, dependiendo del ordenador si no usamos alcalina, podemos estropear el ordenador. 

A tener muy en cuenta:


Si bien, su uso al límite de inmersiones, con sucesivas inmersiones, como sucede tras un par de semanas, o incluso una semana seguida con varias inmersiones al día a grandes profundidades puede dar algún que otro problema. Por eso es recomendable el descansar cada tres días de inmersión si es posible, diga lo que diga el ordenador. De esta forma, además de la seguridad que indudablemente nos da el ordenador, tendremos otro elemento añadido para incrementar la imposibilidad de sufrir enfermedad descompresiva.

Esta medida adicional se debe a que hasta ahora, al no existir ordenadores de buceo no se buceaba tan al límite de nuestra resistencia, tanto en una inmersión, como en la consecución de inmersiones. Por ello algunos expertos aseguran que los algoritmos (que rigen el funcionamiento de los ordenadores de buceo) no contemplan tal volumen de inmersiones sucesivas, y que es mejor descansar cada tres días.

Esta medida se ha popularizado en mayor medida con los viajes de buceo, en los que buceamos a lo largo de una semana en numerables puntos, y en algunos casos a grandes profundidades.

Comentarios

Bajoelagua.com on Facebook

Lo +